Seguinos en

¿Y si contrato a una wedding-planner?

El ritmo de vida que llevamos, las horas que debemos dedicar al trabajo y el stress que genera tratar de ser exitoso en nuestras profesiones no nos permiten, muchas veces, planificar como quisiéramos una de las celebraciones más importantes de nuestras vidas: la boda.
Son muchos los rubros involucrados y la preparación nos demanda mucho tiempo así es que contar con profesionales capacitados nos libera un poco de tanta tensión.
 
Es muy cierto que el acceso a la web nos ofrece todo lo que vamos a necesitar para que el evento sea el que imaginamos.  Sede, ambientación, catering, fotografía, show y todo lo que queramos lo podemos encontrar a través de las páginas de Internet, con mucho éxito por cierto.  Pero en este punto es donde comienzan las complicaciones :

  • la gran oferta de servicios
  • la contratación de dichos servicios y su posterior cumplimiento en el día D
  • solución de imprevistos

En nuestra vida diaria ¿quién no experimentó una cierta zozobra ante el simple hecho de elegir el par de zapatillas correctas?  Vidrieras repletas de modelos para cada necesidad hacen que la elección se torne difícil.  Lo mismo ocurre con los cientos de proveedores para eventos que se nos ofrecen, todos maravillosos en principio, pero...¿cuál elegimos?

El segundo “problemita” es la elaboración de contratos, pago de señas, cancelaciones de pago en los tiempos previstos y, lo más importante, que todos cumplan con el cronograma diseñado para el día de la boda.

Otro tema para no olvidar es la previsión.   ¿Qué harían los novios si, por un hecho fortuito, no se presentara el grupo para la animación?  ¿Quién verificaría que las flores de los centros de mesa fueran las que eligieron los novios?  

En este punto aparecen las ventajas de contratar una  wedding-planner.   Está capacitada para asistir a los novios  en la elección de los mejores proveedores y a veces actúa  como consejera y/o psicóloga ocasional.  Es inevitable que  los novios se sientan desbordados y los nervios los invadan ante tanto preparativo.  La wedding-planner está también para contenerlos y aconsejarlos con una mirada objetiva.

En síntesis, bien vale la pena invertir en la contratación de un organizador en quien depositar nuestra confianza y angustias.   No permitamos que los nervios opaquen este momento tan importante ya que, finalmente,  será único e irrepetible.  O, al menos, ese es nuestro más íntimo deseo.

Marcela Gallegos
Wedding-Planner
Organización de Eventos
Sociales y Corporativos
155-665-8109
info@marcelagallegos.com.ar
www.marcelagallegos.com.ar


Guía del Casamiento 2017
Todo lo que necesitás para organizar tu casamiento

info@guiadelcasamiento.com